17 nov. 2008

MALARONE Y LARIAM (ANTIMALÁRICOS) - VACUNAS EN TANZANIA

http://viajarconnenesatanzania.blogspot.com/


PROFILAXIS ANTIMALÁRICA, MALARONE SUBVENCIONADO POR S.S.














No quería dejar de comentar nuestras apreciaciones y experiencias con los antimaláricos o antipalúdicos (profilaxis de la malaria), que tantos quebraderos de cabeza dan.

















De momento nos tenemos que conformar con esta especie de anticipo medicinal que se toma para estar en mejor predisposición si contraes la enfermedad, es una manera de empezar la "carrera" contra la malaria con ventaja en caso de contraerla.
Digo de momento, por que el medico y también investigador Pedro Alonso, junto a su mujer también médico Clara Menéndez, allá en Mozambique, llevan casi 20 años trabajando y dirigiendo un equipo de casi 300 personas que desarrollan una vacuna contra la malaria. Esta, ya se ha ensayado con relativo éxito, aunque no total, de manera experimental y acotada en un estudio de campo sin precedentes con niños de corta edad, las principales víctimas de esta enfermedad en África. Todavía tendrán que recorrer un buen trecho, pero quizá en una década o menos tengamos la vacuna definitiva. Finaciados por Bill Gates y reconocido su trabajo en númerosas revistas científicas de todo el mundo, ya hubieran sido premio Nobel, o como mínimo candidatos si hubieran sido de otro país. Suerte a Pedro y su equipo.

A partir de ahora me referiré a la profilaxis antimalárica como antimaláricos, para abreviar.









Uno de los motivos por el que los viajeros se suelen echar atrás a la hora de visitar ciertos países, y más si vas con niños, es el de las posibles enfermedades que potencialmente pueden contraerse, en especial la malaria.
Digo potencialmente, ya que un turista normal, que no suele llegar a un mes de estancia en estos países y habitando en lugares con condiciones relativamente buenas, es bastante improbable que contraiga la enfermedad.
Pero la probabilidad no entiende de sutilezas, y no diferencia entre turistas, nativos, buenas y malas condiciones.
Aunque son pocos, todos los años hay algunos turistas que contraen la malaria y sus secuelas posteriores.
Uno debe decidir después de analizar diferentes disertaciones por mil foros, si se toma los antimaláricos o no.


Personalmente, creo que con el repelente con deep sería suficiente para estar protegidos en el plan que van la mayoría de los turistas. Pero desde casa te asaltan las dudas y solo ves peligros, una vez allí ves que el riesgo es mucho menor de lo que parece.
Uno ve como los guías y operadores que se desplazan con cierta frecuencia a estos países, terminan por no tomar estos medicamentos, porqué si no el perjuicio sería mayor, quedando destrozado el hígado de las sucesivas dosis de antimaláricos. Llevan años viajando sin contraer la enfermedad.
En fin, al final uno tiene que tomar la decisión por si mismo.

Nosotros nos decidimos por tomar la medicación antimalárica. Pensamos que Marga y yo en caso de contraer la enfermedad y no haber tomado los medicamentos podríamos enfrentarnos a la malaria con mayor garantía. Pero los niños, menos formados y con menos defensas, tendrían la primera batalla perdida de antemano sin esa profilaxis que ayuda al organismo a partir con ventaja en caso de contraer la temida malaria.

Como he dicho, una vez sopesado los pros y contras decidimos que todos los tomaríamos, los niños por si la mala suerte hacía que contrajeran la enfermedad, y con los antimaláricos en el cuerpo emprenderían con garantía la lucha contra ella. Y nosotros un poco por lo mismo y por “solidaridad”, todos tomaríamos la misma mierda química. Luego más adelante veríamos que no fue así.

De los diferentes antimaláricos que hay en el mercado, los más conocidos son Lariam y Malarone. Este último se supone que tiene unos efectos secundarios muy moderados en comparación con el Lariam.
Pero sobre esto también hay mucha literatura, “que si a mi el lariam me dejó como una rosa y sin problemas” otros en cambio dicen que con este producto sufrían alucinaciones y tuvieron que dejar de tomarlo. Algunos contaron que el malarone le revolvía el estómago y también dejaron de tomarlo.
Aun así parece que el malarone es mucho más tolerable que el lariam, aunque solo sea por estadística forera.
La posología del malarone es de un un comprimido al día, empezando un día antes del viaje y terminando siete después.
El larian se toma una vez (un comprimido o pastilla) a la semana, empezando, al menos, una semana antes y terminando cuatro después del viaje.


Se suele recomendar tomarlos con alguna comida, y si es posible con algún producto lácteo, siempre a la misma hora.

La otra diferencia fundamental antes de la subvención por la seguridadsocial de este medicamento era el precio, 50 a 60 euros era elprecio de una caja de malarone con 12 comprimidos, con lo que era probable que necesitaras más cajas con el consiguiente gasto.

MALARONE SUBVENCIONADO POR LA SEGURIDAD SOCIAL


Pero como he dicho antes, desde enero de 2009 el antimalárico malarone está subvencionado por la seguridad social y saldrá por un precio de unos 2.64 Euros la caja de 12 comprimidos, se acabó pagar precios desorbitados para la compra de medicamentos antimaláricos (prof. ant.), también terminó el peregrinaje por diferentes farmacias, ebay.. para encontrar el mejor precio. Supongo que será el comienzo de un floreciente mercado de venta de malarone a países donde no esté subvencionado, hasta que se les ocurra que solo deben darlo en vacunación internacional y previa demostración de que se va viajar a un país endémico.
De momento el medico de familia basta para que nos recete el numero de cajas necesarias para nuestro viaje. Algunas farmacias desconocen esta subvención y dudan, por lo que hay que apelar al círculo negro en el código de barras, que indica que ese medicamento está subvencionado. El problema viene cuando las cajas son más antiguas, no llevan el circulo negro y el farmacéutico no te cree. Pero bueno poco a poco se irán informando o les informaremos nosotros.
En fin es una gran noticia, y cuando los que viajan son muchos el ahorro se multiplica.




El lariam
cuesta unos 5 euros, creo recordar, y solo se puede comprar con receta del medico de cabecera, luego hay que ir a la Conserjería de Sanidad (con la receta) C/ Recoletos 1 en el caso de Madrid, mapa , allí en la primera planta está la Sección de Farmacia y Productos Sanitarios, horario de atención al público de 9 a 14 horas, de lunes a viernes.



El Lariam al tomarse una vez por semana y contener 8 pastillas da para mucho, con una caja tomas el comprimido de antes del viaje y los 4 de después, y todavía sobran 3 para 21 días.

Nosotros íbamos para 19 días, por lo que había que comprar varias cajas si te decidías por el malarone (se compra si receta). En principio nos decidimos por este medicamento, comprando 5 cajas en febrero, para no arruinarnos de golpe.
Pero esta compra fue un tanto especial y nos enseño algo.
Resulta que me estuve informando de la manera más barata de conseguirlas, después de unos correos a varias farmacias de Andorra, comprobamos que nos salían a 45 euros la caja, comprando varias envió gratis.
Aun así todavía muy caras para 5 personas y 19 días, así que busque en eBay, segunda mano y otros.
La gente ofrecía en estos sitios los restos de sus viajes, caja y media, 5 comprimidos, dos comprimidos, dos cajas que tuvo que dejar de tomar por que le sentó mal. Ofrecidos a precios que iban desde muy cercanos al precio original a más asequibles al bolsillo.
Para buscar esto en la red es útil saber que no basta con buscar en eBay.es, el español. Aunque en eBay.es aparecen también productos de otros países y enlaces a vendedores de diferentes naciones, estamos restringiendo nuestra búsqueda mucho, ya que muchos productos de otros países no aparecerán.
Uno puede meterse en eBay Francia http://www.ebay.fr/ , o de Reino Unido http://www.ebay.co.uk/ , o Alemania, http://www.ebay.de/ , así infinidad de países, basta con poner en google eBay Francia y nos saldrá la pagina deseada así con cada nación. Esto nos abre la búsqueda muchísimo a cualquier producto.

Al final adquirimos las 5 cajas por solo 25 euros cada una a un vendedor ingles que tenía buenísimas credenciales con muchos comentarios y votos positivos.
Luego esta compra nos dio ciertos quebraderos de cabeza, ya que tuvimos que comprobar a través del código de barras de las cajas si eran autenticas, mandando fotos de estos códigos a diferentes farmacias de Inglaterra y costó bastante cerciorarse.

Resulta que hay un mercado importantísimo de medicamentos falsos producidos principalmente en Asia, sobre todo los más caros.


Bueno todo este problema se ha acabado de golpe con la subvención de la seguridad social, con el consiguiente ahorro



Cuando fuimos a Vacunación Internacional para ponernos las vacunas de la fiebre amarilla, ya que las demás vacunas las teníamos al día de nuestro anterior viaje a China, nos dijeron que el Lariam resultaba muy tolerable para los niños. Había estudios muy serios sobre esto, con una casuística y estadística. Estos decían que como el hígado del niño no estaba formado del todo, era una ventaja y toleraba perfectamente el Lariam, con el añadido de ser un comprimido por semana. Después de unas cuantas preguntas y dudas, decidimos darle Larian a los peques.
Para Hugo, 6 años, y según su peso le correspondía un cuarto de pastilla semanal de Lariam, a Pablo con 12, le tocaba media.
Esta toma de decisión nos dejó mal sabor de boca, ya que a pesar de lo dicho en Vacunación Internacional, con un estudio hecho con un muestreo numeroso y fiable con niños de todo el mundo, parecía que los peques tomarían la “bomba” Lariam, mientras los más fuertes tomaríamos el “más moderado” malarone.













Una observación importante, el Lariam no tiene caja pediátrica ( especial para niños), no se necesita, ya que su pastilla es homogénea en su composición, y si le das ¼ de pastilla a un niño( Hugo), recibe ¼ de los 250 mg Mefloquina que tiene un comprimido, o sea los 62,5 mg. de mefloquina que tiene que recibir.
Pero si un niño toma malarone, tiene que ser pediátrico, ya que la pastilla en posología infantil de malarone tiene las proporciones adecuadas, No se puede sin embargo administrar ¼ o 1/2 de pastilla de una de caja de adulto, porque su pastilla no es homogénea. Una pastilla de adulto de malarone tiene 250ml. de autovacuona y 100 mg. Proguanil, clorhidrato. Y cuando uno da a ¼ de pastilla adulta a un niño, no recibe la cuarta parte de cada producto ( 62,5ml de autovacuona y 25 mg Proguanil ), sino que puede recibir una proporción errónea.

En resumen:

La pastilla de Lariam de adulto ( la única que hay) se puede dividir, a Hugo por su peso le correspondía ¼, a Pablo ½.
La de malarone de adulto no es divisible proporcionalmente y no se le puede dar a un niño o adulto de menos de 40kg. Se le dará comprimidos del malarone pediátricos según su peso.



Volviendo a nuestro viaje, pudimos observar la semana antes de nuestro periplo las reacciones de Hugo y Pablo, ya que estos empezarían a tomar el primer comprimido siete días antes. Su tolerancia fue fenomenal, tanto en España como en Tanzania, ningún efecto secundario. En cuanto a Marga, empezó a tomar el malarone un día antes del viaje, bueno en realidad cero días antes, ya que el primer día de toma, en teoria uno antes, estaba incluido en el viaje Madrid-Ámsterdam-Nairobi-Moshi, y así conseguía meterse una pastilla menos para el cuerpo. Al igual que a la vuelta, en vez de tomarnos hasta el séptimo día después de llegar, tomamos hasta el sexto, ya que también incluimos el día viaje de vuelta, no como día normal de toma (durante el contenido del viaje), sino como
día posterior, ya que es poco probable contraer la malaria en un día en el pasas todo el tiempo en hoteles, taxis, aeropuertos y aviones.

Pero Miguel (14 años) y yo teníamos otros planes, la escalada al Kilimanjaro nos condicionaba muchísimo la toma de antimaláricos. Resulta que los efectos secundarios del malarone si los hubiere, como mareos o nauseas, se pueden confundir fácilmente con el mal de altura o M.A.M (mal agudo de montaña), ya que la cima del Kili está a 5895 metros. Con estos datos decidimos no tomar nada de malarone hasta después de terminar la aventura en el Kilimanjaro, de hecho empezamos a tomar la primera pastilla el mismo día que bajamos.
El primer día y noche de viaje en avión, y posterior traslado en coche hasta Moshi, no corríamos prácticamente riesgo de picadura. Después del viaje, pasamos la primera noche en Moshi, y al día siguiente el todoterreno nos dejó a 1800 metros, de aquí en adelante no hay mosquitos peligrosos en el Kili.
Era muy importante para nosotros estar alerta de los indicadores que nuestro cuerpo nos mandaba en la montaña, para valorar cualquier atisbo de mal de altura (leve, medio o suave), y tomar las decisiones adecuadas. Si hubiéramos tomado malarone antes de subir, no hubiéramos sabido discernir si un mareo era por la profilaxis antimalárica o por el mal de altura. Este último hay que detectarlo y valorarlo inmediatamente, ya que puede tener consecuencias gravísimas.
Así que los antimaláricos después de la ascensión.

FIEBRE AMARILLA

Aunque la incidencia de la fiebre amarilla cada vez es menor en Kenia y Tanzania, precisamente gracias a los programas de vacunación cada vez hay menos enfermos de esta. Su vigencia es de 10 años.
La vacuna de la fiebre amarilla no es obligatoria si uno viene de un país sin problemas de esta enfermedad, como España y muchos otros. Pero como nosotros llegábamos a Tanzania a través de Kenia, que si tiene antecedentes de fiebre amarilla, era obligatorio llevarla puesta, si no nos hubiéramos quedado en la frontera de Kenia-Tanzania. También es obligatoria la vacuna cuando uno viaja a Zanzibar desde Tanzania (continente), aunque haya llegado directamente a este país. Si uno va directamente a Zanzíbar desde e un país sin incidencia de F.A. no necesita vacuna.



A nosotros no nos pidieron en ningún momento la cartilla de vacunación, pero siendo obligatoria en los casos anteriores, no merece la pena arriesgarse a quedar inmovilizado en un aeropuerto o frontera por una triste vacuna.

HEPATITIS A

La vacuna de la hepatitis A es muy recomendable, ya que también se transmite a través de los alimentos y el agua, incluso en la que se nada, a través de restos de heces de los que la padecen, que pueden aparecer en cualquier lugar y más en países con condiciones insalubres. Considerando que uno puede comer cualquier cosa que no se sabe quien manipuló, y no solo en la calle, incluso en los hoteles, es mejor ir inmunizado. Se pone en dos dosis. La primera nosotros la llevábamos puesta de nuestro viaje a China en julio de 2006, la segunda, unos meses antes de viajar Tanzania. Creo recordar que tiene efectividad para 10 años.

HEPATITIS B

La vacuna de la hepatitis B viene incorporada en los programas de vacunción de los niños desde 1992, los nacidos antes están expuestos a esta enfermedad y están obligados a vacunarse, o no. Su vía principal de transmisión es a través de relaciones sexuales. Al final cada uno decide si se la pone o no. Marga y yo nos la pusimos en 2008 por primera vez.



FIEBRE TIFOIDEA

La fiebre tifoidea es una enfermedad que puede causar la muerte. La provoca un microbio llamado Salmonella typhi, y se transmite a través de comida o agua infectada. Muy recomendable, como las otras, para viajeros independientes y de largo recorrido. Se toma oralmente aunque no inmuniza del todo, cada 5 años se debe tomar dosis de refuerzo si se sigue viajando. Nosotros la tomamos antes del viaje a China 2006.

No hay comentarios:

INSECTOS Y PALABRAS
Free counter and web stats